Search This Blog

Wednesday, May 12, 2021

YO SOY EL CABALLERO DE PARÍS.

 

YO SOY EL CABALLERO DE PARÍS.

            Y en la barra, frente a mi escocés y mis amigos, conversábamos de escritos, de libros, de historias, hasta que, a mi izquierda, un caballero que nos escuchaba con cierta curiosidad, nos dijo a rajatabla: ‘yo conocí al caballero de París’ y además subí por las escaleras de caracol de una vieja casa abandonada donde a veces dormía por las noches’

            Ya no era ni la tercera ni cuarta vez que escuchaba hablar a mis amigos de este personaje desconocido para mí. Mi pregunta no se hizo esperar: ¿realmente existió el caballero de París?

            -Por supuesto, me contestaron todos los cubanos al unísono, te estoy diciendo que yo lo vi y estuve en sus aposentos, los niños lo veíamos con cierto miedo, aunque no era para nada violento. Era delgado, siempre con libros, papeles y periódicos en las manos, leyendo, usaba una capa al mejor estilo medieval y no era francés sino español.

            Como han de suponer, investigué al respecto, no sabía porque el personaje de un indigente me llamaba tanto la atención y no era solo a mí, sino a toda Cuba:

‘Este personaje encarna uno de los peldaños más altos de esas leyendas de figuras callejeras, rodeado del folclore que forma parte de la historia capitalina.

Su verdadero nombre fue José María López Lledín, y nació en la provincia de Lugo, España, en diciembre de 1899. Completó sus estudios en primaria y la mitad de la secundaria. Según los datos históricos el caballero de París indica ser el cuarto de ocho hermanos.’


            Individuo de exquisitos modales y notable educación, además de una vasta cultura general hecha a pulso por un curioso autodidacta y todo ello, de acuerdo a la leyenda, propició una fortuna que a decir verdad no duró mucho, pues cayó en desgracia cuando por una infundada acusación fue hecho preso y pagó condena por seis años que desequilibraron su mente:

‘En el año 1934, se abrieron las puertas de la cárcel para él, tras el fallecimiento de la dama que le había acusado por robo de sus joyas, que en su lecho de muerte confesó, que ella misma había entregado las joyas a un chantajista.

A partir de su salida de la cárcel, comenzó a deambular por las calles.

Pasó a la historia por su comportamiento pintoresco, su educación, su cultura y la magia de su comunicación, que le ganó el afecto de varias generaciones de capitalinos.’

Acerca de su apodo hay muchas teorías, una de ellas relata que lo obtuvo de una novela francesa. Otra vez dijo a su biógrafo que la gente empezó a llamarlo “El Caballero” en la Acera del Louvre, del Paseo del Prado.

Quizás, en su mente, la Acera del Louvre equivalía a París. El decía que La Habana era “…muy parisién” y que él era “mosquetero, corsario y caballero de Lagardere».

            El médico que le hospitalizó en un psiquiátrico, impresionado por su personalidad, escribió un libro titulado ‘Yo soy el caballero de París’

            José María falleció en paz el 12 de Julio de 1985 con un diagnóstico de parafrenia y una leyenda que le precede.

Bernardo Jurado es el CEO de Jurado Grupo Editorial.

 

 

Sunday, May 9, 2021

LOS POETAS NO SE MUEREN

 

LOS POETAS NO SE MUEREN

            Si, son raros los poetas. Violan la biología con extrema eficiencia, porque nunca mueren, siempre están presentes, recordándonos al oído o peor aún, en la psiquis, que están allí, dando color a lo incoloro de la vida, porque cuando ésta no se ve desde el iris del poeta, la rutina hace que pierda color.



            Ayer estuvimos en el bar, si, en la ‘Habana Vieja restaurant’ y mientras tomaba un escocés, tuve la permanente sensación que entraría por esa puerta mi amigo, el poeta José Manuel Cuscó.

            Nuestras tenidas fueron por decir lo menos memorables, simpáticas y salpimentadas de historias de profundidad oceánica.

            Había en La Habana una competencia de poesías, ¡qué cosa más bella eso, una competencia de poesía! y el poeta Cuscó, con tan solo catorce años, se le acercó con la humildad y tal vez el miedo al rechazo propio de esa edad, al insondable poeta, el bardo cumanés Andrés Eloy Blanco, para que le leyera alguna prosa, acto seguido, Andrés Eloy, con la amabilidad y el buen humor que le caracterizó, le tomó del brazo y lo llevó a la fila de los poetas para que participara. El organizador le informó a Andrés Eloy, cuya autoridad en esta materia no aguantaba discusión, que el poeta era menor de edad y por tal motivo no podría participar, a lo que Andrés Eloy le miró con una sonrisa y le espetó lo siguiente: ‘¿tú sabes cómo es la cosa?, que este muchacho es más poeta que todos nosotros juntos, déjalo participar’.

            José Manuel Cuscó, mi amigo profundo, culto, siempre bien vestido, ¿Qué digo bien vestido?, siempre impecable y de modales finos, de inteligencia aguda, de humor a flor de labios, de prosa y con el nivel de improvisación más adelantado que jamás he visto, no fue ayer al bar, nos quedamos esperándole.

            Nació hace mucho tiempo en Sagua de Tánamo en provincia de Oriente de Cuba y se diplomó de abogado en la Bicentenaria Universidad de La Habana, salió al exilio y también se recibió en filología y pedagogía en las universidades de Mississippi y de Loyola donde más tarde hiciera su reválida en Derecho y donde también sería profesor de la cátedra de lenguas clásicas, ¿habrase visto mayor cantidad de conocimientos en una sola persona?, era un privilegio tomarse un licor con Cuscó, ¿Qué digo era?, lo es porque los poetas no mueren y lo seguimos recordando, añorando, queriendo, riéndonos de sus finas chanzas e historias infinitas.

            Fue un agudo crítico literario no solo en Estados Unidos sino también en países como Chile y Argentina. Publicó muchas obras y fue el premio nacional de oratoria en aquella Habana de libertades antes de la llegada de los facinerosos que todo trastocaron, excepto el talento de personas iluminadas como José Manuel.

            Si, mis estimados lectores, me temo que los poetas no mueren, porque ayer fui al Bar y sentí su presencia, su siempre afable sonrisa, llena de la sapiencia luminosa de quien sabe querer a través de la poesía.

Bernardo Jurado es el CEO de Jurado Grupo Editorial, con representación en cinco países y sede en los Estados Unidos de América, para escritores consagrados y nóveles.

 

Saturday, May 1, 2021

ÉXITO, UNA GUÍA EXTRAORDINARIA.

 

ÉXITO, UNA GUÍA EXTRAORDINARIA.

            Y nuevamente Robin Sharma me sorprende con un texto divino, lleno de esperanza, de método, de sapiencia, de tranquilidad y fe, del sabor por el éxito y de la importancia del fracaso, de las relaciones, del trabajo, de la invención. ¿les parece poco?



            Cuando una obra comienza enseñándome, de inmediato me compra y Sharma, autor del ‘Club de las cinco de la mañana’, ‘El líder sin cargo’ y la obra que me temo es la mas famosa: ‘El monje que vendió su Ferrari’, comienza contándonos que él no se consideraba un gurú, hasta que un día en la India, durante la presentación de uno de sus libros lo dijo y uno de los asistentes le reprochó, porque era evidente que Sharma no sabía lo que esta palabra usada para los más iluminados sabios, significaba.

            En Sanscrito ‘Gu’, primera sílaba de la palabra, significa oscuridad, mientras que la segunda sílaba ‘ru’ significa dispersar, de manera que ante este descubrimiento me temo que todos alguna vez hemos sido el gurú de alguien en esta vida que nos ha tocado, alguna vez hemos dispersado la oscuridad del pensamiento de un individuo o grupo y esto me invitó a seguirle leyendo, porque ‘Éxito, una guía extraordinaria’ es el libro de esta semana que me he leído con agrado y admiración.

            Cuando les escribo en mi columna semanal sobre el libro de la semana, que me publica con amabilidad y eficiencia RCTV.com, de la mano de María Carolina Alonso, soy yo quien posee todas las ventajas y se los explico mejor: yo escojo la obra que me leo en la semana, como les he dicho a nuestros escritores de Jurado Grupo Editorial, sobre todo a los nóveles escritores: deben leer un libro por semana y deben cumplir con haberse leído cincuenta y dos libros en un año y luego hablamos de escribir, pero a lo que vamos que sigo teniendo la ventaja ante la gentileza de María Carolina, que nada me exige, que nada pide y que me ha dicho que mi columna siempre será para mi un papel en blanco, que lo que yo escriba será publicado y que soy yo el único monarca de este virtual y pequeño reinado de quinientas palabras que a veces se hace inmenso, por cuanto las fronteras del pensamiento no tienen verjas.

            En la contraportada la obra dice lo siguiente: ‘…contiene una fórmula de probada eficacia que te ayudará a encontrar y sacar el máximo partido a tu potencial, para vivir una vida extraordinaria. Es un manual fuera de lo común, estructurado en pequeños capítulos que invitan a reflexionar o actuar’

            Es esta una bendición, el poder leer y por ende imaginar, volar, navegar, explorar, parajes y resquicios de las mentes, del aprendizaje de otros, porque les informo que, ante la indetenible avalancha de las noticias, que casi todas son malas, pues, esta obra sube los ánimos, da energía, inspira y estimula, inyecta aire fresco en la a veces aberrante rutina.

            El éxito debe ser estudiado y en esta obra se ahorrará mucho camino.

Bernardo Jurado es el CEO de Jurado Grupo Editorial, con representación en cinco países y sede en los Estados Unidos de América.

Monday, April 26, 2021

ESTABA CUMPLIENDO ÓRDENES.

 

ESTABA CUMPLIENDO ÓRDENES.

            Creen que es esa una buena excusa, otra, también muy popular y usada por el coronel Falcon Veloz es: ‘que éramos muy jóvenes, soñadores e inocentes’ y yo tan solo pienso en que hay que ser un verdadero comemierda para dar una respuesta como esa a esta altura de la vida o tal vez de la muerte.



            Ya lo hemos escrito en este espacio en diferentes posts como ‘La ridiculez militar’ por ejemplo, porque los militares tienen el poder, la capacidad, la certidumbre de saber cuando las cosas son ilegales, cuales órdenes son susceptibles de no ser cumplidas por encontrarse rayanas a la ley, a la cordura, a la  civilidad, a la vida y la propiedad privada.

            En el juicio de Nuremberg, los acusados, arguyeron estas mismas excusas y ya saben en que pararon, de manera que en el juicio de Yaracuy o tal vez el juicio de Porlamar, saldrán nuevamente estos individuos cumplidores de las órdenes y ahora les digo yo, se los aseguro: ya saben dónde pararan.

            Por mi parte les informo a mis lectores que este trabajito no es gratis, yo pago un precio y cobro otro y paso a explicarlo mejor: debemos entender que cada uno de los pillos que por años he denunciado, pues, tienen familia, tienen amigos y además, como si fuera poco, tienen también seguidores, quienes aseguran que este escribidor es un maluco, que miento, que estoy lleno de odios contra el pobrecito que era un inocente cuando dio el golpe a la democracia que le educó y que como ha pasado tanto tiempo ya esta diluido, que ahora somos oposición y que los muertos de la gracia inocente no existieron nunca, segunda táctica de los lambareros y además es una táctica internacional donde han dicho por ejemplo que el holocausto judío es una fabula de quienes ganaron la guerra para ejecutar a sus enemigos, por Dios, es lo único que se me ocurre decir, pero a lo que vamos por favor, porque ya he puesto en blanco y negro mi pensar con respecto a la Infantería de Marina venezolana, a su falta de arraigo institucional, a ese escape de la rudeza de la vida en la mar que significa, a esa interesante manera de violar las vocaciones y que además han sido unos golpistas profesionales, probablemente por la falta de oficio, el tedio o su cercanía con el ejército y han mandado, seguramente con la anuencia de su comandante una misiva pública al capitán Diosdado Cabello para felicitarlo por su cumpleaños.

            A esta altura, ya no podrán decir que estaban cumpliendo órdenes, que dejaron la hombría, la ética, el patriotismo, el criterio, la vocación, a un lado porque eran inocentes jóvenes o que estaban cumpliendo órdenes de un ¿capo de la droga?

            Esas y otras son mis razones para desenmascarar a los pillos traficantes de dignidades, mercaderes del ridículo, que hasta mandan a sus subalternos a perder la vida en Apure a luchar contra una guerrilla colombiana protegida por el gobierno a quien responden.

Bernardo jurado es capitán de navío retirado de la Armada de Venezuela.

 

Saturday, April 24, 2021

SEA EL NÚMERO UNO

 

SEA EL NÚMERO UNO

            Me temo que es uno de los mejores libros que me he leído en la vida. Uno al que acudo cada vez que se me olvida darle la perspectiva correcta a los problemas, a los negocios, a las relaciones, al dinero, en fin, a cualquier cosa.



            Ella se me acerca y me dice: - ‘ayúdame a conseguir un trabajo, estoy desesperada’.

            Como yo se ese viejo truco de la flojera mental, de la falta de objetivos, del no saber que se quiere, pues lo volví a hacer y le pregunté: ¿y en qué quieres trabajar?

            -En cualquier cosa, me contestó sin vergüenza alguna.

            -Querida amiga, como es cualquier cosa, yo le tengo una solución rápida, eficiente, fácil, además no necesita permiso de trabajo aquí en los Estados Unidos, será usted su propia empresa, porque ya posee la oficina correcta, las herramientas y seguramente alguna experiencia. Con ese inmenso trasero, esa pequeña cintura, sus ojos color café y su cabello lacio, debería ser puta e inmediatamente resolvería el problema que tanto la desespera.

            Se quedó en una pieza ante mi sinceridad, pero es la perspectiva que con inaudita frecuencia se vuelve contra nosotros sacándonos del contexto real del problema.

            Robert Ringer en su obra ‘Sea el número uno’, que he leído y releído en muchas veces en los últimos treinta años es el libro de esta semana y tan solo le citaré para ponerlo a usted precisamente en perspectiva sobre la importancia de esta obra: ‘Extremando las cosas, una persona que no considere sus problemas dentro de una perspectiva razonable, podría tener tendencia a reacciones con el mismo grado de tensión emocional ante una taza de café volcada, que frente a una guerra nuclear’.

            Déjeme hacerle una pregunta, cuya respuesta solo estará en su mente: ¿sabe usted cuánto dinero desea ganar antes de que finalice al año en curso?, ¿sabe usted, por ejemplo, cual es su objetivo realmente, con detalles, sin empaches ni cortapisas?, no me diga que su objetivo es ser feliz, ser millonario, contribuir con la paz del planeta, no, dígame, piénselo, sea el número uno y se llevará sorpresas y entenderá por que aun no solo no está donde desearía, sino que nada está haciendo para estarlo, porque realmente no sabe donde quiere estar, hacer, pensar.

            No puede seguir rodeando los obstáculos, deberá enfrentarlos, resolverlos, con certidumbre, total, esta obra de Ringer está llena y se desborda de situaciones donde estoy seguro se verá reflejado con asombro, con frecuencia con miedo y siempre con agrado, porque usted no está fracasado, usted está programado para el fracaso del cual deberá sublevarse y deberá tomar decisiones peligrosas a veces, como el mudarse de país.

            Como dice la contraportada, ‘este no es un libro escrito para usted, esta es una obra escrita sobre usted’

            Este escritor, pragmático se ha encargado de escribir sobre cómo vencer los obstáculos que puedan impedir que nuestra vida sea, antes que nada, una experiencia alegre y feliz.

            Si, me temo que es uno de los libros que más me ha influido.

Bernardo Jurado es el CEO de ‘Jurado Grupo Editorial’ con representación en cinco países y sede en USA.

 

Wednesday, April 21, 2021

LOS ESCLAVOS DE LA INTERPRETACIÓN.

 

LOS ESCLAVOS DE LA INTERPRETACIÓN.

            Y mi madre me ha mandado esa vergonzosa fotografía mía, impublicable por lo demás. Ella asegura que era el bebé más lindo de todos y no es que tiene mal gusto, debo defenderla, pero es que no hay madre que diga lo contrario de sus hijos, pero a lo que vamos que deben interpretar lo que como producto fiel de mi amigo el CN Emilio de Rogatis Porreca, ha quedado de nuestra conversación.



            La fotografía fue tomada a principios de los sesenta en el ‘family room’ de nuestra casa en Greenwich, portaba un sweater a cuadros escoceses, la gorra de mi padre, saludando marcialmente y mis colgajos genitales al aire. A mi padre le pareció cómico y a mí me sigue pareciendo, por decir lo menos, atrevido. Tenía cuatro años.

            Como es de esperar nací en el Hospital Militar, el mejor de Venezuela para el momento, tanto, que debemos recordar a aquella referencia de la cirugía cardíaca el Dr. Christian Barnard quien decidió hacer un trasplante de corazón en nuestras instalaciones y luego entré a la Escuela Naval, a la escuela por donde pasaron mi padre, mis tíos y otros antepasados, doscientos años de inteligencia, de matemática, física, cinemática, ciencias y mar.



            Puedo recordar a Papá investigando en las bibliotecas, libros antiquísimos, códices mágicos que yo no comprendía hasta que por fin, fue reconocido el origen del Alma Mater de la Marina de Guerra como el 21 de Abril de 1811, porque mi padre era historiador y además oficial naval, pero a lo que vamos que se agota el papel: han llegado los esclavos de la interpretación y la lisonja y han intentado cambiar la historia diciendo entre sus chusmerías y escaseces que fue Hugo Chávez el autor del cambio y lo pongo como sigue: El 3 de septiembre de 2010 el Comandante  Hugo Chávez decreta la creación de la Universidad Militar Bolivariana de Venezuela (UMBV), con la finalidad de  unificar todas las instituciones de educación superior de carácter militar de Venezuela.

 

Ese mismo año se establece el cambio de denominación, dejando de llamarse “Escuela Naval de Venezuela”, pasando a denominarse Academia Militar de la Armada Bolivariana (AMARB).



           Todo esto me da risa, porque el orgullo que siento yo por la organización, nunca podrán sentirlo estos tira piedras que en nada se nos parecen, pero vamos, que Emilio me ha dado una idea, porque hoy es el 21 del año 21 de nuestro calendario gregoriano y a las 21 horas, del huso horario +4Q, o sea hora del Este del hemisferio, los marinos, cultores de la tradiciones centenarias de la mar, alzaremos la copa, para honrar a todos aquellos que en 200 años nos han precedido, bajo el estandarte del Dios y Patria de la Escuela Naval de Venezuela.

            Yo he nacido marinero por vocación, por inducción y por tradición y nadie sobre esta mar que arropa el planeta, podrá cambiar mis orígenes, pero tampoco los de la Escuela Naval de Venezuela.

            Nos vemos bajo el ábside planetario, hoy 21, 21, a las 21.

Bernardo Jurado es Capitán de Navío, y ha pasado mucho más tiempo de su carrera en la mar que en tierra, probablemente la vida ha tenido el largo de la eslora, pero la mirada llega al horizonte.

 

Monday, April 19, 2021

ATÁVICO Y PELIGROSO

 

ATÁVICO Y PELIGROSO

            Los chavistas mueren jóvenes, al menos los mas conspicuos, parece esto algo atávico, heredado tanto de Hugo Chávez como de su malos hábitos de brujería, no tienen por qué creerme pero sé que ya están sacando sus cuentas: Serra, Lina Ron, Tascón, William Lara, por supuesto Hugo y podríamos seguir, pero lo mas importante, nada de eso me extraña, porque quien se conecta con el lado oscuro para parecer brillante, quien invoca esas invisibles malignas fuerzas para parecer bueno, quien se conecta con la maldad, el odio, el resentimiento, siempre le va mal, por razones y leyes naturales en la que no tiene tampoco porque creer, pero es su derecho pensar que la gravedad no existe y por ello lanzarse desde su balcón y esperar caer sano y salvo desde el piso catorce de su edificio. También es su derecho libérrimo, no creer en la fuerza de la electricidad, en vista de que no puede verla, de manera que le conmino a introducir en el enchufe una llave, una aguja, un cuchillo o una tijera metálica, a ver cómo le va.



            Han perdido la vida y eso es un hecho, además, mueren jóvenes y otros muchos, trágicamente.

            Déjenme poner un ejemplo de lo que digo: independientemente de que desde siempre existía la brujería en la lejana Montaña del Sorte, en el Estado Yaracuy, cualquier venezolano de mi generación podría explicarle, que es una montaña llena de ritos, otros un poco charlatanes sin duda, muchos más, exconvictos, putas, cualquier cosa, pero era visitada la montaña, porque desde siempre el adivinar el futuro en una mezcla homogénea con la ignorancia, tiene su público, uno muy importante, que conecta su poca fe con la parte indeseable y pasan a engrosar las filas de los poco prósperos y paso a explicarlo mejor: si acaso conoce usted a un brujo, a un gitano adivinador, que le lea las cartas, las manos, el tabaco o cualquier cosa que lea, solo pregúntese cuando llegue al seguramente destartalado consultorio: ¿Por qué si este me recomienda jugarme el 564 en la lotería, no se lo juega él y se hace millonario, sale de esta pocilga y es muy feliz?

            Segunda pregunta, cuya respuesta la sabemos: ¿conoce usted a algún brujo? Y si lo conoce la arreglamos ¿conoce usted a algún brujo millonario, prospero, culto, referencia de la inteligencia y el arte?

            Los invito a que volvamos a lo nuestro, porque el chavismo y ahora el madurismo, que a mi juicio es la defecación de un opíparo almuerzo, están conectados todos con lo que digo, pero mejor aún: ¿se han dado cuenta de la grotesca proliferación de paleros, santeros y otras denominaciones que ahora pululan por las calles venezolanas?, ¿por las calles de un país católico?

            Así suele suceder cuando se le abre la puerta y se le brinda una silla a la prestidigitación, así suelen ser los atavismos por demás peligrosos, así suele ser el subdesarrollo, o ¿es que acaso Cuba, Haití y ahora Venezuela son ejemplos de desarrollo y vida?

            Si, los chavistas mueren jóvenes, al menos los más conspicuos.

Bernardo Jurado es el CEO de Jurado Grupo Editorial.