Search This Blog

Saturday, February 17, 2018

EL ECO DE LA VIDA


EL ECO DE LA VIDA

            Les ruego me comprendan, tengo algunas debilidades que intento ocultar, aunque a veces pienso que ya no me importan.

            Es sábado, he estado escribiendo todo el día y he hecho algunas antipáticas diligencias que nadie más puede hacer por mí. Ir al banco a depositar un cheque, comprar algunos utensilios y víveres, ¿Qué más da?, cosas del devenir que me alejan momentáneamente del placer de escribir mi más reciente novela y de repente, el hambre me atacó despiadada y todo estaba congelado, la verdad no tenía intención alguna de  cocinarme, menos de ir a un restaurant, no quería hablar con nadie, porque eso me aleja del pensamiento y la concentración y apareció la mágica idea de ir a Burger King a comer chatarra, pero rápido.

            Frente a mí, estaba ella, con su casco y esa suerte de chaleco fosforescente de seguridad, un pañuelo amarrado en la cabeza y unos jeans usados y llenos de polvo, mientras observaba un morral que pendía de sus hombros, ¡era una obrera de la construcción!

            Le dije a sus espaldas en inglés: ¡les admiro mucho!; y ella me contestó: ¿a quienes?, pues a Ustedes, los obreros de la construcción, porque yo fui uno de Ustedes y sé muy bien lo duro que es ese oficio. Por primera vez se volteó y me miró de arriba abajo, se fijó sobretodo en mis usados zapatos que otrora fueron exclusivos y me ripostó: pues Usted parece de otra clase, yo no le creo. Créame, le dije en español, cuando llegué al exilio lo hice en algunas obras en Coral Gables y creo que aprendí mucho de la vida, pero allí no habían mujeres.

            Me llamo Reina, tendiéndome una mano áspera. ¿Quieres comer conmigo? Y me dijo que sí.

            Reina es de Nicaragua y su esposo también es obrero, pero su hijo es estudiante del tercer año de ingeniería y también trabajará en la construcción, pero como ingeniero, me dijo con orgullo. Tiene veintitrés años aquí y probablemente tenga más dinero que yo, ¡así son las cosas en el país de las oportunidades!

            La vida tiene un eco, lo que digas volverá a ti. Te escucha y sabe lo que sientes.

            Reina y su esposo han sembrado y recogerán en su hijo una excepcional cosecha.

 

 

Thursday, February 15, 2018

CHURCHILL Y EL MUCHACHOTE CUBANO


CHURCHILL Y EL MUCHACHOTE CUBANO

Por el: Dr. Omar Estacio

En el 1895 Winston Churchill visito Cuba.   Las razones y especulaciones alrededor de esa visita son muchas, creo que lo único cierto que salió de esa visita a mi país fue su amor por los habanos  los cuales fumó por el resto de su vida, es difícil imaginárselo sin ese puro entre sus labios.

En mayo del 1940 Hitler había “ganado” la Guerra.  Había ocupado toda Europa y todavía no había invadido Rusia.  El ejército británico estaba atrapado en Dunkirk a la merced de  La Luftwaffe y políticos como Chamberlain y Halifax abogaban por una “paz” negociada con Hitler. En mayo 10 Churchill es nombrado Primer Ministro y como regalo, Hitler invade  Holanda y Bélgica, en ese momento sin lugar a duda es un “momento funesto” para el mundo. “ The Darkest Hour” o el momento más oscuro es un film que  trata de esos días subsiguientes sobre la vida de Churchill.

De una forma muy humana nos muestra un Churchill inseguro,  irritable al cual le costaba trabajo dormir ante la situación que tenía que enfrentar. De igual manera enfrentaba oposición política que le hubiese costado su posición de Primer Ministro sabiendo que si él era destituido, quien lo hiciera negociaría una paz con Hitler que más que una negociación hubiese sido rendirse ante los Nazis.

Manejando esa situación tan compleja, logra cambiar la actitud del Parlamento.  El Parlamento decide respaldarlo y resistir, Chamberlain muere meses después y Halifax  desaparece del ambiente político, siendo enviado a Washington  como embajador.

En los días subsiguientes, Churchill sacrifica cuatro mil soldados británicos  estacionados en Calais, ordenándoles  pelear solo para comprar tiempo y rescatar el grueso de su ejército atrapado en Dunkirk.

Ahí termina la película con la evacuación de Dunkirk.  Lo que la film no muestra, es la subsiguiente “Batalla de Inglaterra”  librada en los cielos por la aviación británica contra la temida Luftwaffe en desventaja numérica. La película tampoco muestra la decisión de Churchill unas semanas después, de atacar y hundir la marina francesa en  Mers-el-Kebir pues si hubiese caído en manos alemanas ni Estados Unidos hubiese estado a salvo. (Roosevelt ante la posibilidad de eso había comisionado unos cuantos navíos  incluyendo portaviones aun en tiempos de paz). La película tampoco muestra el bombardeo de Coventry el cual Churchill sabía que venía, pero evacuar la ciudad le hubiese dejado saber a los alemanes que le estaban descifrando sus comunicaciones secretas.

Aquí se me acaba el espacio para continuar hablando de uno de los hombres más grandes de la historia de la humanidad. En este mundo, donde nadie recuerda nada y los eventos del mes anterior son olvidados como historia antigua, insisto en recordar su memoria y sus actos. Pues para este muchachote cubano es muy simple todo esto,  venero la libertad y mi cultura. Sin Churchill este muchachote cubano hubiese tenido que escribir esto en la lengua de Goethe y no de Cervantes, y de igual manera el contenido de este escrito hubiese sido muy distinto.

 

 

 

Monday, February 12, 2018

EL IMPOSIBLE OLVIDO


EL IMPOSIBLE OLVIDO.

            Ayer domingo, vino Gustavo a casa y trajo consigo todos los aperos para cocinar una exquisita pasta. Nos saludamos como ha sido en los últimos creo que cuarenta años, ¿qué importa cuántos años?

            Le tomé una fotografía y se la mandé a otros colegas de la Marina, grandes Capitanes, grandes y sinceros amigos que inmediatamente contestaron como si supieran cuanto les queremos y es imposible olvidar algunas cosas. ¡Hay imposibles olvidos!

            Salió en la conversación aquel escrito, publicado en este blog, titulado: “la estela de mis amigos” donde nombro a todos esos lambareros, larvarios y traficantes compañeros de armas, si, traficantes de su dignidad y de su hombría, a los que consideramos unos muy pobres hombres que tal vez tengan dinero.

            Son algo así como cinco minutos de fama, el hecho de ser Almirante actualmente, jugar a ser importante, administrando las pobrezas de lo que queda de la Armada de Venezuela, arrastrarse e incumplir la ley, para ser beneficiado, por la matriz de opinión que no piensa y no siente. Arrastrarse y violar la ley, con la que nos formamos, porque en estos días simplemente no se cumple la ley y por aquí han pasado algunos, si, han venido a Miami y yo me pongo en modo escucha, porque fueron muchos años de amistad y a esta altura de la vida, siempre me digo: ¿por algo vendrán a confesarse con este cura? Seguramente su acto de constricción les hace saber que la palabra dignidad está escrita en su diario de navegación con tinta roja y no azul, pero de paciencias debemos hablar. Creo que nunca he tenido la virtud de la paciencia y menos para escucharlos decirme que el actual Ministro de la Defensa Vladimir Padrino es un tipo institucional, no, no lo puedo aceptar, tampoco puedo aceptar que me vean la cara de tonto que yo si les veo a ellos y para no perder los modales, para no mandarlos a la mierda cuan largos son, los conmino a que se retiren en tono un tanto severo y allí acaba la conversación por siempre, porque esos almirantitos son cómplices primarios, protagonistas, autores en primera persona del desfalco y del apoyo del país que destrozaron y que abandonan para venir a Miami.

            Pero déjenme guardar la compostura, porque la pasta que hizo Gustavo quedo, por decir lo menos, excepcional y la acompañamos con cerveza helada y siguieron surgiendo como la espuma de la cerveza, los imposibles olvidos y uno en particular que hizo un daño frontal cuya onda expansiva también causó severos daños colaterales, me refiero al Vicealmirante José Rojas Medina, quien ahora funge como un furibundo patriota del partido Voluntad Popular y por tratar de mantener algunas formas solo me pregunto: ¿Qué poca elegancia la del señor este, que poca cordura, ilación con su manera izquierdosa de pensar y que poca vergüenza?

            La pasta que hizo Gustavo ayer en mi casa, es imposible de olvidar.

Wednesday, February 7, 2018

LOS MUROS DE TU PRISIÓN


LOS MUROS DE TU PRISIÓN

            Se puede vivir fácilmente sin eso que tienes. Sin eso que realmente es el dueño de tu felicidad: tu casa, el carro que cuidas más que a tu madre, el reloj de oro, que da la misma hora que un Casio japonés de $8 y podría seguir la muy larga lista de cosas que te poseen.

            Yo me he bajado hace bastante tiempo del tren de la competencia, me he desprogramado y he aprendido a desapegarme, porque no combato, porque poseo otros hábitos, me he desprendido de las etiquetas enfermizas que la sociedad siempre impone.

            Le temo a los fanáticos, inclusive a los de mi propia religión, porque con ellos no se puede razonar. Le temo más aun a los patriotas fanáticos, porque son tontos y discuten y hasta se inmolan, sin entender que el poder no les pertenece, sino que ellos son una pertenencia del poder. La abuela de Facundo Cabral, llegó a decir que “el poder es la forma de masturbarse de los mediocres” y entiendo que era una mujer humilde, pero con este aserto, llena de sabiduría y lo peor es que todos sin excepción hemos actuado como fanáticos absurdos, cuando algo va contra nuestras creencias y discutimos, berreamos, tratamos de convencer al contrario, sin darnos cuenta, que todo se trata del miedo, porque ellos, tus miedos, son expertos en hacer que tu mente se fije en ellos y a esta explosiva fórmula, a esta carreta llena de pólvora, la empuja tu ego, que ¡no es poca cosa!  ¿Y luego? Pues, luego te enfermas si entiendes que la palabra enfermedad posee una raíz latina: “IN FIRMUS” que traduce “sin firme”, porque no estas firme cuando discutes sin observar y aceptar disidencias y tus emociones más negativas hacen su entrada y por ende somatizas. ¡Esos son exactamente, los gruesos muros que te encierran por siempre en tu prisión!

            Ya lo sé, se están preguntando: ¿y qué hacemos?, pues como casi todos los complejos problemas de los hombres, posee una simple solución si aplicamos otra palabra, la cual es el desapego, porque ellos, tus apegos a las cosas materiales que te poseen, surgen y brotan, todos sin excepción de una mentira.

            Ya lo saben ¿verdad?, si, ya saben que somos energías y esta, la energía, positiva o negativa, la que tu escojas seguirá tus pensamientos y por ende tus hábitos, tus conductas, tu carácter y luego si escogiste mal, podrás decir que ¿tienes mala suerte?

            No tienes mala suerte, lo que ocurre es que has dado poder al sufrimiento y a los muros que te aprisionan.

            Es muy fácil. Un diamante, por poner un ejemplo, es una piedra, una simple piedra a la que los hombres le han dado un valor que también es una mentira, porque ninguna piedra debe valer tanto.

            Otro secreto y solución es el de armonizar diferencias que tienes con los demás, porque tu deber es ser feliz y evitar a toda costa el sufrimiento, los malos momentos, los desamores y los apegos.

            ¡Derrumba los muros de tu prisión!

Monday, February 5, 2018

EL VELO APARENTE


            EL VELO APARENTE

            El sábado preguntaba a unos alumnos, ya maduros y formados: ¿realmente saben cómo y por que vuela un avión?, ¿realmente saben cómo flota en el agua un barco de acero naval? Es como imposible que esto suceda, ¡pero sucede! Y más allá del velo aparente de la lógica.

            Todos conocemos a esas personas a la que todo le sale fácil y con sonrisas. Todos asumimos que deseamos ser como ellos y resulta que eso también es un velo aparente. Esa persona ha trabajado para que esos resultados sean así, por cuanto la excelencia es un hábito, diario, constante, permanente.

            La gran mayoría de los más famosos Premios Nobel, como es el caso de Gabriel García Márquez, tuvo que escribir al menos veinte obras  antes de ganar el Premio ¡es un hábito, insisto! Es un ejercicio un entrenamiento permanente.

            Esta semana escuché algo muy cómico con lo que coincido, porque el hecho de que sea cómico no le quita el serio mensaje y allí voy: “Los escritores, tenemos un permanente monologo en la cabeza. Los demás tienen un celular”

            Como pregunté a mis alumnos, siempre me la paso preguntándome, para saber más. Es un antiguo ejercicio aristotélico. Es el hábito de los filósofos.

            Casi cualquier cosa en la vida posee ese velo y paso a demostrárselo con preguntas cuyas respuestas parecieran obvias, pero les ruego que dejen trabajar a su mente:

            ¿Si no saben cómo pueden volar unas novecientas toneladas de aluminio, como pueden saber qué es lo que aun sostiene en el aire del poder a Nicolás Maduro?, si, esto es un velo aparente, porque les ruego que hagamos el elemental ejercicio de ponernos en sus inmensos y torpes zapatos. Yo he estado con mucha frecuencia, cerca de hombres poderosos y les confieso que son tan humanos y tan falibles como Usted y yo y recuerdo a aquel importante Embajador, siempre impecable, su palabra no permitía una rendija de discusión, pero cada vez que nos veíamos en Washington, se me acercaba y me susurraba: ¿trajiste cigarrillos? Y yo le repreguntaba y ¿tu trajiste los chicles para el aliento? Y acto seguido nos íbamos al baño a violar la ley, porque estaba prohibido fumar en ese edificio y él tenía prohibido por su médico, por su mujer, por el Papa y el resto del planeta, fumar.

            Tengo otro amigo cuyo vehículo Mercedes Benz, es el sueño de cualquiera y me contó que un día estaba tan mal económicamente, que iba a cerrar un negocio, que por cierto se le dio, pero que no tenía un solo bolívar para ni siquiera pagar el estacionamiento. De manera que no todo lo que brilla es de oro. Nicolás Maduro, no quiere ser él. Todos esos pillos, camaradas, revolucionarios, investidos de la majestad de la protección a los pobres, tienen su dinero en Andorra y su casa en Miami, sino ¿para qué ha servido esta absurda revolución?, todo, sin excepción, posee un velo aparente.

Friday, February 2, 2018

HORAS OSCURAS


HORAS OSCURAS

            A mi hijo le dije: ¡acabas de aprender en dos horas, lo que a mí me costó años de lecturas!

            El verdadero protagonista, no de la película, sino de la Segunda Guerra Mundial, me refiero al Primer Lord del Almirantazgo, (me encanta ese título con tanto abolengo) y Primer Ministro Inglés Sir Winston Churchill, después de haber relevado de su cargo a Chamberlain, comenzó esa dura carrera de inspirar a un país orgulloso de sus tradiciones, pero terriblemente aterrado de la amenaza Nazi, quienes ya tenían sitiada a la Europa continental, después de la vergonzosa bajada de pantalones de los franceses de quienes hablare a posteriori.

            Churchill, en esas horas oscuras, tuvo un alumbramiento importante, palabras más, palabras menos: “yo no tengo nada que negociar con Hitler. Negociaré con el resto del mundo para derrotar a ese patán” y me acordé de la MUD y también del conflicto con Guyana y todo esto pasó en el Reino Unido, cuando una importante cantidad de personas acariciaban la posibilidad de negociar con el enemigo, pero la historia es eso, una gran maestra que nos dice que es lo que nunca jamás debemos hacer o por el contrario, nos indica muchos aprendizajes que en estas quinientas palabras trataré de ilustrar.

            Hagamos un ejercicio:

MUD: Ustedes deberían dejar el gobierno, ya nadie los quiere, además han violado las leyes y los derechos humanos. Sospechamos que nos han hecho fraude en las elecciones. Maduro es colombiano y así podrían seguir hasta el infinito, bajo la mirada despreciativa de Jorge Rodríguez, la mirada un poco diagonal, esquiva, arrogante pero a la vez femenina de Roy Chaderton o la de Delcy.

¿Creen realmente que hay respuesta para esa propuesta si acaso al menos no existe una solapada amenaza de joderlos? , ¿Creen realmente que estos pillos subalternos de las bajas pasiones, del robo y el saqueo, entienden de democracia? Todo el país, me temo que sin excepciones se pregunta: ¿Cuál es la parte de la dignidad que están negociando en la República Dominicana y cuál será su mínima aspiración?

            Vamos a Guyana, sin fastidiarlos mucho: ¿creen Ustedes que algo hay que hablar con personas que tienen más de cien años en esas tierras? Creen que cabría la siguiente pregunta: Señores, Guyana es de Venezuela y se los estamos reclamando, ¿podrían Ustedes devolvérnosla?, sin que exista nuevamente alguna elegante y solapada intención de ¿joderlos, invadirlos, bloquearlos?

            Fue una gran película que me demostró que para negociar la paz, no se puede pasar por la libertad, porque te quedarás sin ambas, como le pasó a lo que Hitler llamó, cuando sus tropas pasaban por el arco de triunfo parisino: “la vieja prostituta francesa”

            Creo que las negociaciones son en Washington, España,  Colombia, Ecuador y Perú, Chile y Argentina, para unir esfuerzos y derrotar al enemigo común.

            Fue una gran película, que demostró la importancia del estudio del  pasado, para no cometer errores en el presente. Demostró que cuando se trata de la dignidad nacional, debemos ponernos los pantalones y atropellar al incursor.

            ¡Fue una gran película!

Tuesday, January 30, 2018

UN PUGILATO HISTÓRICO


UN PUGILATO HISTÓRICO

            Me han llamado muchos amigos, de todos los oficios, pero sobre todo periodistas con quienes he tenido entrevistas por años y a todos he dicho lo mismo: “tú eres el conductor de tu programa, tú eres quien rige y ordena el rumbo y debes ser hábil para hacerlo, porque debes estar preparado para las sorpresas y ángulos que como entrevistado tengo para ti, si, una que seguramente te sacará del juego y puedes tener una alta probabilidad de quedar mal”

            Jaime Bayly, me ha entrevistado unas tres veces. Lo considero el mejor, el más agudo y además tiene sangre fría. Es un escualo sin piedad, huele la sangre y va a morderte en alguna parte noble y seguramente pudenda. Se requiere inteligencia y por ende buen humor, si, humor sarcástico e infame; y él está absolutamente seguro de lo predicho, porque ese es su show, es su casa y cada quien en su casa hace y ordena lo que se debe y puede hacer.

            Con detenimiento he visto la entrevista que ha hecho a Rafael Poleo, a quien conozco y quien ha estado en mi casa y seguro estoy que se excedió en varias cosas: decir que Jorge Rodríguez es un hombre culto, requiere de revisión que con una simple pregunta se aclara: ¿culto con respecto a quien o a qué? Y me temo que no existe una respuesta que al menos sea aceptable, adecuable y ejecutable, pero más allá de eso, seamos pragmáticos, se los ruego.

            Mandar a callar la boca al entrevistador es a todas luces inapropiado. Si alguien lo hiciera conmigo, no sé cómo reaccionaría, pero supongamos que es en un sitio público y dejemos la guapería para los bares de putas, pues, yo me pararía en silencio y me retiraría, pero si es en mi casa (o en mi show), no tengan duda que sería sacado a trompicones, patadas y kung fu.

            El volumen de la voz y el tratamiento recibido por Jaime fue desproporcionado y eso es traspasable a nosotros los venezolanos, porque esta gente ha hecho mucho daño, uno de proporciones aún desconocidas pero sospechosamente profundas y difíciles de igualar, de manera que si el infame psiquiatra es culto, ¿Qué importa?, es un pillo, tramposo, mal nacido, sin vergüenza y traficante de esperanzas, por ello, considero que la razón asiste a Bayly. Pero por otro lado, Poleo podría tener un atisbo de razón al afirmar que él no puede decir lo que Jaime quiere escuchar, pero es que se le vieron las costuras al Señor Poleo, lo del petróleo, lo de Rodríguez, lo de las instituciones del gobierno venezolano y todo acompañado con un tono más que vehemente y lindante al irrespeto.

            Creo que ha sido un excelente show, sí señor, ha sido un pugilato histórico, entre un par de boxeadores insignes. Uno que defendía la corona y el otro que la quería. Tal vez este sea un mal ejemplo, pero me temo que se tiene bien merecido el corte que hizo el conductor al despedirle junto a su mala manera.