Search This Blog

Monday, November 20, 2017

UN PLACER DE ALTO RIESGO


UN PLACER DE ALTO RIESGO

         Teníamos una grata e inteligente conversación, contra todos los pronósticos y pruritos personales que solo en mi mente sesgada existían. La verdad es que no me emocionaba demasiado recibir a estos oficiales del Ejército, estaba cansado, mi tripulación también, necesitábamos receso de tanto mar, de tantas millas, de tanto entrenamiento, pero tuvimos que ir al puerto de la Guaira para embarcar a los Tenientes Coroneles del Curso de Estado Mayor.

         Después de la agrura que me provocaba Hugo Chávez yo no quería estar cerca de ninguno de ellos y como siempre pasa, el generalizar es injusto y pido disculpas airadas.

         Ya navegando, en el puente, explicaba a algunos y a su profesora de geopolítica, la situación del Caribe Oriental, al que mi buque conocía muy bien. La diferencia con la bella “Martinique” francesa y las islas británicas junto a sus procederes diplomáticos, esa moneda del dólar caribeño que se les adelantó a la Unión Europea y aquella Universidad de Trinidad de la que hice una tesis para la Universidad Central, la avalancha musulmana y los intereses del “Common Law” versus al derecho romano.

         Ellos me veían expectantes, pero esa era mi vida, estudiar, averiguar, esa hambre indetenible por disfrutar aprendiendo y todo en el mejor escenario: el Océano infinito.

         Recuerdo que de repente uno me preguntó: ¿ese cañón que está en proa, funciona?

         Mi Jefe de Armamento era el oficial de guardia en el puente y no contesté, tan solo le vi y con todo orgullo, ripostó: “su pregunta es casi una falta de respeto, en este  Buque está todo operativo, ¡este es un buque de guerra!”, mientras, desde mi silencio mi orgullo profesional quería gritar.

         Le dije: ¿Qué te parece si comprobamos al oficial lo que dices? Y tomó el micrófono de órdenes colectivas y tocó rol de combate y en menos de un minuto por mi reloj, todas las estaciones estaban alojadas y listas y ordené fuego y al menos una docena de proyectiles salieron por sus bocas. El Jefe de las Armas se acercó al preguntón, con la arrogancia apropiada, para pedir disculpas porque todo nos había tomado dos minutos con veinte segundos.

         Hay un submarino desaparecido en el Cono Sur, con cuarenta y cuatro almas que técnicamente ya no están vivos. Su última posición linda 240 Millas náuticas de San Jorge y aseguro que es una de las peores maneras de morir. La profundidad sobrepasa las prestaciones del casco y me temo que ya no se puede hacer nada.

         Esos marineros orgullosos, esos profesionales de primera línea, esos a la que la providencia le ha dado el privilegio de morir en la mar, no tendrán cruces como alguna vez escribí. Esos marineros osados, preparados y bienintencionados, son admirados por todos los que alguna vez pudimos decir que teníamos más tiempo a bordo que en tierra.

         Solo hay dos tipos de hombres, escribió Thusidides: “los que están muertos y los que estamos en la mar”, estos tienen de las dos, no tengo duda que esa profesión amada es ¡un placer de alto riesgo!

 

Saturday, November 18, 2017

CON CARA DE USTED


CON CARA DE USTED

            Estábamos en la frontera Norte de los años ochenta y ese viernes iría la dama que intentaba pretender en aquella discoteca de furor en Valencia. No había cobrado mi segundo sueldo de Oficial de la Marina, de manera que estaba maniobrando en aguas bastante restringidas y sin remolcadores.

            Saqué mi traje, la corbata apropiada, limpie mis zapatos y cuando me vi al espejo, puse cara de Usted.

            Llegué atrás de una veintena de jóvenes  que hacían cola en la puerta. Como yo, no pasábamos de los veinticinco (yo tenía veintiuno) ¿pero quién va a una discoteca en traje y corbata? Un hombrón de piel oscura y cara se asesino, con franela negra ajustada que en letras amarillas decía SEGURIDAD, perdonaba nuestras vidas, no permitía la entrada de hombres solos, menores de edad y de quien a él le cayera mal. De repente levantó la vista y con prisa ordenó a quienes me antecedían que se apartaran y con cierta lisonja en la cara me dijo: “pase adelante Usted, Doctor”

            Con dignidad andaluza, me paré a su lado, le vi y con garbo le hice saber que a mi salida, sus atenciones y gentilezas serían recompensadas sobradamente y quiero recordar que no llevaba en el bolsillo, el equivalente al pago de un solo whisky, ¡pero tenía cara de Usted!

            La oposición venezolana toda, la Mesa de la Unidad, Acción Democrática y Primero Justicia, en fin no sigamos, déjenme tranquilo, repito: en fin, toda la diáspora en que se ha convertido, no tiene cara de Usted sino de TU.  Se requiere un mínimo de pundonor, se requiere una actitud menos rastrera, se requiere un claro objetivo como el que tenía yo al entrar a la discoteca, se requiere respeto propio para exigir respeto, pero yo no estoy contra ellos, yo soy uno de ellos, pero por favor, es importante que entiendan que serán tratados de acuerdo a la solidez psíquica con la que accionen y de acuerdo a las formas de acción propias que le quiten al delincuencial gobierno la iniciativa.

            Ayer me llamó José Luis Nápoles de Univisión para preguntarme sobre la sorpresiva e inteligente acción de Antonio Ledezma, con quien me reuní muchas veces aquí en Miami y yo dije la verdad: el Gobierno, específicamente el Servicio Bolivariano de Inteligencia SEBIN, paradójicamente se han dado cuenta que es inteligencia la que les falta, porque el Alcalde Antonio Ledezma, luego de 1002 días de cautiverio, el equivalente a 2.7 años, se les ha escapado y debemos recordar que purgó esa pena sin juicio alguno y una buena parte en la cárcel militar de Ramo Verde, siendo civil y sin haber cometido delito militar, pero allí les ha dado jabón para que laven, le ha dado una cachetada en la cara de TU, mientras los ineficientes le tratan de Usted.

            No son infalibles, ¡bravo Antonio!. Hiciste lo correcto, lo apropiado, lo legítimo, porque es notorio que con estos no se puede negociar, además, ¿qué otra parte de la libertad debemos negociar?

Wednesday, November 15, 2017

¡ESTO ES OTRO NIVEL!


¡ESTO ES OTRO NIVEL!

            Recostados a la baranda de popa del inmenso catamarán capitaneado por Willie, anfitrión amable junto a su corta tripulación de gentiles jóvenes bien dispuestos a ayudarnos a pasarla bien, él le pregunta ya alejados de la piquera, cuando el “sky line” de la ciudad de Miami, en aquella hora nocturna se veía imponente con sus edificios multicolores que anunciaban que era un día de festejo nacional: ¿Qué te parece? Sin recibir respuesta alguna, mientras el bar-tender extendía otra copa de vino blanco helado.

            Por estribor una veintena de mega-yates atracados expectantes, lujosos, ¡excesivamente lujosos!, nos miraban en silencio mientras el “Mariah” se acercaba al puente por donde pasaría.

            Volvió a preguntar: ¿ves esos yates, cada uno debe costar al menos veinte millones? Y ella se llevó la copa a la boca sin quitar su mirada de la lujuriosa escena.

            Poco más adelante la casa de Ricky Martín con un domo alumbrado en malva y aquella otra es la que pertenecía a Celia Cruz, esa la de Emilio y Gloria Estefan y allí donde está la carpa llena de luces donde se celebra la fiesta, si, aquella de allá, perteneció a Alphonse Capone, mejor conocido como Al Capone.

            Comenzó a llover intempestivamente y todos se guarecieron, mientras ella pensaba en silencio: “¡esto es otro nivel!”

            La vida tendrá otro nivel no por lo que veas, porque el azúcar se parece a la sal y no solo es el oro el que brilla, la vida, tu vida, tendrá otro nivel cuando vivas con plena conciencia de la muerte y cuando entiendas que no es el tiempo el que pasa, sino tú.

            El nivel lo pones tú, nadie más podrá hacerlo por ti. Vivimos sin sentido del espectáculo, sin entender que somos parte de algo mayor, sin comprender el plan infinito y por ello intervenimos y lo arruinamos.

            Todos sin excepción, nos comportamos como si no fuéramos a morir y esa conducta nos coloca exprofeso en el lado inactivo del infinito, por el contrario, cuando entendemos que esta vida es una fiesta, que como tal debe algún día terminar, simplemente nos divertimos o ¿a qué vamos a una fiesta?

            Cuando comprendemos que simplemente no somos de este mundo, sino que tenemos este cuerpo prestado por poco tiempo, con el deber de cuidarle para que dure más de lo que debe y que el envejecer es obligatorio, mandatorio, que la vejez es inapelable ante un tribunal, va a ocurrir, no podrás, pero que posees la bella alternativa de elegir crecer intelectualmente, entonces sabrás para que viniste y abrirás los ojos para ayudar a los demás.

            Cuando puedas leer esa sabiduría, podrás decir ante cada pequeño milagro diario, ante cada amanecer, flor, sonrisa, café, olor, color, tacto, ante cada respiro, ante cada uno de los sesenta mil pensamientos que tienes en promedio diario, si, podrás repetir como un mantra sagrado, que tu vida, ¡tiene otro nivel!

 

Monday, November 13, 2017

EN CONTACTO


EN CONTACTO

            La Cuba absurda se detenía para deleitarse con la voz de cristal. Un timbre y un tono masculino e inimitable, grave, ciclotímico, impecablemente inflexionado.

            La Cuba absurda se detenía, para escuchar de este valiente las, a veces irreverentes noticias, fuera de la regulación del Estado comunista.

            Sonaba el tic tac de Radio Reloj   y él rompía el celofán de la noticia, mientras los directivos aterrados rogaban al alma de Lenin o Stalin, que Fidel no escuchara al indetenible y reputado comunicador, pero es que era el más famoso, era la vida de la emisora y lo mismo hablaba de política internacional, que de deportes, con una soltura inigualable y una profundidad oceánica.

            Le veía con deleite y admiración en la televisión de Miami, era un referente para mí y yo en otro canal. Un buen día recibí su llamada a mi teléfono personal para hablar de negocios y le invité a casa, ¡era un honor! Y allí llegó con Anita, su esposa y compañera de vida, quien al rompe me informó que ella era abstemia y yo insistí en preparar un adornado y excéntrico  Cosmopolitan en una especial copa de Martini congelada, mientras el maestro veía divertido la trampa.

            Aquella cena en casa selló nuestra amistad, la ecotimia positiva, las risas, las cosas en común eran indetenibles y Anita dejó de ser abstemia.

            Esta Miami de mis amores, donde espero algún día morir en paz, da para todo y comenzamos juntos a hacer televisión, pero más que eso, nos divertíamos a montón y por los ratings infiero que nuestro público también.

            Recuerdo cuando salimos de disfrutar el brunch en los Miccosukee Cassino, muchas mimosas hasta que nuestra paciencia se agotó y pedimos en contra de nuestras esposas, un escocés que se nos parecía más. Al salir, esperando el lujoso Mercedez Benz de él, tres damas, bastón en mano, cuyas edades sumaban al menos la cantidad de años del descubrimiento de América, nos reconocieron y como era de esperar se enamoraron ipsofacto, no de mí, sino de él. Es que era arrollador. Jamás le vi disgustado, siempre sereno y lo digo porque no siempre los negocios fueron bien, pero su talento e inteligencia siempre se las arreglaba para salir airoso.

            Aquel fin de año,   nos reunimos en su casa al medio día, cuando me retiré a las cuatro de la tarde, no sabía que habían llamado al “rescue” por cuanto su dolor abdominal era severo y yo lo había dejado perfectamente bien.

            Me llamó a los dos días, para decirme con el pasmoso equilibrio que le caracterizaba, sobre el descubrimiento abrupto de su enfermedad. Decidió desde su valentía, como siempre, dejar de administrarse la quimio terapia y yo le apoyé y sobrevivió casi tres años con calidad.

            Le llamé hace poco y le pregunté si tenía gripe y no, me dijo textualmente: “lo que pasa es que ya no tengo voz, a tu amigo Daniel le queda poco tiempo”

            ¡Carajo!, que hombría, que equilibrio, que sensatez.

            La voz de cristal de Daniel Torres, se apagó el domingo en la madrugada y yo me levante sin motivo de la cama a las 4:05 AM, sin saber porque.

            Su programa se llamaba “En Contacto” y allí aprendí mucho. Paz a su alma buena.

 

 

           

Saturday, November 11, 2017

¡TE ORDENO QUE ME AMES!


  ¡TE ORDENO QUE ME AMES!

            Ella estaba como posesa por el diablo, le pegaba, gritaba fuera de toda compostura, le reclamaba groseramente mientras él guardaba silencio sabiendo que se enfrentaba a una desequilibrada. Esa relación ya se había agotado, lo sabían todos menos ella y de repente se retiró a la habitación y regresó como más calmada, con las manos dentro de los bolsillos de su ajada bata de casa, se había limpiado las lágrimas, también.

            ¿Sabes qué? Que aquí no se acaba nuestra relación, le dijo con cierto tono pontificio, ¡aquí es donde comienza!

            Era evidente que no estaba psíquicamente en sus cabales, pensó él.

            De repente sacó su mano derecha del bolsillo de la raída bata, empuñando su revolver Smith and Weson de  calibre treinta y ocho, cañón corto, modelo airweight, que siempre tenía en la mesa de noche como protección para la familia, en caso de la entrada de algún intruso.

            Le dijo con voz calmada, pero con rostro fuera de sí: ¡te ordeno que me ames!

            La nueva ley contra el odio, promulgada por el gobierno de Maduro, es algo muy similar. Ya hemos escrito que el odio y el amor son el mismo sentimiento pero con polaridades invertidas, no son contrarios y en los párrafos anteriores podemos discriminar que siendo lo mismo, ella pasa de la ira descontrolada, al llanto manipulador, respuesta esta de su impotencia y pasa a amenazar de muerte, ¡toda una locura!, tan o más como la prenombrada ley que han diseñado los odiadores comunistas.

            Trataré de explicarlo mejor: hay cosas que no se pueden ordenar, aunque me gustaría que no fuera así, pero es una ley como la de la gravedad. Te ordeno que seas honesto, te ordeno que me seas fiel, te ordeno que te parezca gracioso mi chiste y así podría llenar estas páginas de cosas in-ordenables.

            Les tengo malas noticias al gobiernucho: pueden hacer todas las leyes que deseen, pueden meter presos a todos los habitantes, pueden hasta torturarlos, pueden hacer del oscuro sentimiento que levantan en la psiquis del hambre un delito y agregarlo en el “Código Orgánico Procesal Penal”, pero no lo lograrán, les odian, el país todo les aborrece, porque el humano desecha la miseria de manera intuitiva, el humano huye despavorido del hambre que  le atormenta y cuando hablo de hambre debemos incluir las absurdas doctrinas.

            No podrán, créanme que no podrán y ¿saben porque?, porque entre Ustedes mismos se odian y si no es así, pueden preguntarle al fiscal Anderson, o a Eliecer Otaiza, o a Robert Serra, todos infaustamente muertos, todos en extrañas circunstancias aún por esclarecer, todos muertos por Ustedes como es notorio y casi público.

            La ignorancia es una cosa muy seria, que Ustedes, los del gobiernucho, han tomado como modus vivendi, pero la Venezuela actual, ya no les cree y además les aborrece.

            Pueden seguir cambiando los destinos electorales, pueden seguir abusando del equilibrio psicológico del venezolano, pero así saquen el revolver como la loca prenombrada, así ordenen que no les odien, simplemente no lo podrán lograr.

           

 

 

Thursday, November 2, 2017

CUARTO PISO


CUARTO PISO

            Hoy fue una tarde interesante, atareada, llena de papeles, reportes que hago, estadísticas que me ayudan a interpretar lo que aún no veo, las tendencias de la operación y ya tenía prevista la entrevista con dos encantadoras chicas desde Vancouver en Canadá y hablaríamos de mi libro "Divinos, luego humanos".

            Ambas me presentaron producto de una exhaustiva investigación que hicieron sobre mi trabajo, o mejor dicho, sobre mi disfrute, ¡empecemos bien!, porque siempre disfruto mis oficios, mis tareas y mis manías. Hicieron muchas preguntas, personales, profesionales, todas sobre la escritura, mi estilo y los escritores que me han influenciado, Benedetti, Borges, Nietzsche y por supuesto mi Padre, por nombrar solo a unos pocos y no pecar de injusto y malvado.

            De repente me di cuenta de que estaba hablando como un profeta a un par de feligreses, hablaba de la vida, de la inspiración, de mi actitud motivada y mientras tanto pensaba ¿Por qué esta encantadora entrevista, siempre al igual que la gran mayoría, se va hacia ese sitio?

            A veces pienso que mi real diversión es el ejercicio de seducir a la vida y tanto, que vengo ahora mismo de ir a ver a la luna llena que se refleja en la Bahía de Biscaine. Se refleja como mi pensamiento, que se traduce en energía.

            Al fin hablamos de mi libro, pero es que seguía selectivamente enganchado en explicar algo que hasta los agnósticos saben cuándo se paran al borde del balcón en el cuarto piso y dan un paso al frente: hay fuerzas más allá del entendimiento que nos mueven hacia el sitio donde ponemos la atención, exactamente hacia donde nos enfocamos, buenos o malos, pero siempre hacia donde queremos. Es una ley como la de gravedad que afecta desde el cuarto piso, es inviolable, intransferible y allí nos damos cuenta de aquellas personas que como a mí nos sale todo bien o a aquellos que no.

            Somos una suerte de imanes que atraemos. Mi situación actual fue diseñada desde mi pensamiento y pueden llamarlo “deja vu” o como más le guste, pero con frecuencia podría asegurar que he estado en tal o cual sitio, que le reconozco y le recuerdo. Lo mismo me pasa con algunas personas, con escenas sociales, en el trabajo…en todos sitios. Al principio, me sentía incómodo, pero ahora comprendo que sucede porque pongo más atención. Somos imanes que atraemos lo que sentimos, no lo que decimos.

            Me divertí mucho con estas expertas entrevistadoras, fue un privilegio para mí y agradezco sus gentilezas en interesarse en mis letras.

            El programa se llama “cuarto piso”, no sé porque, pero eso no es importante ahora, lo que si lo es, fue lo cómodo que me sentí, mandando el mensaje que a veces me parece obligatorio, pero sin explicación, ese mensaje que a veces en el momento de decirlo no entiendo, hasta que escucho la entrevista, es ese que fluye solo, sin pensarlo mucho, porque el universo, algo divino ya lo pensó por mí y tan solo soy la vía.

Wednesday, November 1, 2017

CISTITIS DE LUNA DE MIEL


CISTITIS DE LUNA DE MIEL

            Si, se ha acabado la luna de miel y ha quedado la muy normal infección urinaria que sufren las primerizas en sus relaciones sexuales, producto no solamente de los intercambios de fluidos sino de las bacterias que ellos poseen.

            Se ha acabado la luna de miel con la Mesa de la Unidad Democrática, luego de los bellos días de acariciar el juego democrático queriendo ser más que Aristóteles, mal entendiendo el rastrero comportamiento de la malandría revolucionaria (palabra inventada por mí: malandría, para definir al grupo de saqueadores), asumiendo que ellos harán caso a la constitución y envolviendo en papel de seda, como si fuera un presente, el futuro del país, de ese país donde todavía algunos siguen vivos, porque hay un centenar de ellos que perdieron la vida en las revueltas desesperadas en busca del método libertario, no hay nadie preso por ello y la oposición parece no recordarlo.

            Lo lamento, pero están en manos de unos pusilánimes sin plan y si consideran que ahora que escribo es fácil, les ruego que lean mi post MENSAJES CONFUSOS, publicado veinticuatro horas antes de las votaciones, lapso que evidencia que Manuel Rosales, por arte de magia paso a ser habilitado y ya hace lo que mejor sabe: negociar, pero ese no es el tema ahora.

            La “Cistitis de luna de miel”, créanme que es un término médico y produce, que yo recuerde, disuria: dolor al orinar, también turgencia miccional y una inflamación de la uretra femenina por el contacto con el cuerpo extraño que de repente pasa a ser muy familiar, querido, añorado y algunas han llegado a decir también que es un cuerpo extraño, pero amado.

            Yo creo que la MUD, tiene en este momento, junto con Acción Democrática y otros partidos una suerte de cistitis de luna de miel, porque se les dificulta el miccionar o sea el orinar sobre las cabezas de los atribulados ciudadanos que les siguen o tal vez les seguían, no lo sé y creo que tampoco me interesa, porque después de ver a algunos indigentes, votar o al menos estar en la cola para votar por Maduro, por el régimen o por la malandría toda, pues que sigan a la MUD o a AD, lo considero una pequeña infección, que no llega a ser una cistitis seria y mucho menos de luna de miel.

            Creo que puedo citar a San Pablo y tal vez atreverme a trastocar sus palabras, intentar modificar el espíritu de sus letras cuando dijo: “Las cosas que se ven, no están hechas de cosas que aparecen” y no sé porque me acuerdo de Tibisay Lucena, quien viola el mandato bíblico, transforma números y futuros, de manera mágica, sobrenatural, irracional donde siempre gana su candidato y hasta he llegado a pensar que estos son milagros y tal vez Maduro sea el enviado, el encargado de curar con su sabiduría, el ardor vaginal que ha producido la inserción del cuerpo extraño en repetidas ocasiones, donde pareciera que la MUD disfruta.